Un reciente y prometedor estudio ha mostrado la regresión total de un cáncer de mama que había sido tratado anteriormente por otros medios sin éxito alguno. Esta nueva terapia utiliza las mutaciones como «guía» para que sea el propio sistema inmune el que ataque a las células causantes del tumor. Esto, explican los investigadores, podría utilizarse para combatir otros tipos de cáncer. Y lo mejor de todo es que la investigación ya se encuentra en fase clínica II.

 El articulo publicado, la paciente no es más que un mero sujeto, sin nombre ni rostro. Solo un montón de resultados, estadísticas y números. Pero detrás existía una mujer que ya había sido «desahuciada» de la vida ya que tenia  una metástasis causada por un cáncer de mama.

Esta paciente había probado «múltiples tratamientos», quimioterapias y tratamientos hormonales, sin éxito alguno:ninguno consiguió remitir el avance del cáncer en su cuerpo. Fue entonces cuando la paciente se apuntó a esta terapia experimental.

En este tratamiento diseñado, explicaban los autores, todas las células tumorales desaparecieron, remitiendo en aproximadamente 1 año. Hablamos de una remisión del 100% cuando ya no quedaba esperanza para esta mujer.

En las asépticas palabras de Tom Misteli, director del Centro para la Investigación del Cáncer, del National Cancer Institute: «Este es un caso ilustrativo que destaca, una vez más, el poder de la inmunoterapia«.  

 Pero, ¿En qué consiste la inmunoterapia? .La función del sistema inmune es una de las más complejas y sofisticadas que existen. En concreto, la inmunoterapia consiste en utilizarlo para combatir enfermedades que no podemos curar de otra manera.

Usamos los globulos blancos (linfocitos) para detectar «las mutaciones» de las células tumorales. La paciente de la que hablábamos mostraba hasta sesenta y dos mutaciones en las células cancerígenas. Lo que hacen entonces es atacar a las células tumorales malignas , y lo mejor es que los efectos secundarios se reducen muchísimo ya que son tus propios glóbulos blancos.

Lo mejor de esta terapia, explican los investigadores, es que no solo sirve para el cáncer de mama. «Todos los cánceres tienen mutaciones, y eso es a lo que estamos atacando con esta inmunoterapia».

Según los investigadores, esta misma técnica puede emplearse para crear linfocitos preparados para atacar otros cánceres, lo que abre la puerta a un sinfín de posibilidades.

Quién sabe si no estamos ante uno de los tratamientos que marcarán la batalla contra el cáncer.

Categorías: CANCER

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X